Leeg plaatje

Bienvenido a la capellanía penitenciaria católica en los Países Bajos (Holanda)

Cada año hay unas 39.800 personas detenidas en las cárceles de Holanda. El 30% de ellos buscan el asesoramiento de un pastor católico.

Hay pastores católicos, hombres y mujeres, que están ofreciendo su apoyo espiritual.

 

En la cárcel es posible conversar personalmente con el pastor; también se organizan grupos de discusión sobre cualquier tema que tenga que ver con la fe. Muchos detenidos suelen decir “en la iglesia me siento libre por un rato”.

Hay otro tipo de ambiente, se habla de cosas diferentes, y para muchos es un momento para experimentar el contacto con Dios. Para otros es el momento para reencontrarse con Dios, ya que afuera perdieron la práctica de fé.

Para muchos es importante poder prender una velita, se leen y se escuchan las lecturas bíblicas, hay una escala de ritos, se reza por los familiares, por los hijos, por los enfermos y por los difuntos, aún por las victimas.

Para muchos el servicio religioso en la capilla significa un momento emotivo; puede ser una confrontación profunda con uno mismo porque sólo Dios lo sabe todo…. 

 

Dinsdag 21 november 2017  


Zoeken






terug

Lijn










© 2011 - Dienst Geestelijke Verzorging (Dienst Justitiële Inrichtingen, Ministerie van Veiligheid en Justitie)
      Disclaimer